El Gobierno abre 200 expedientes por extracción ilegal de agua en Doñana

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) ha abierto en este mandato 200 expedientes sancionadores en la zona de Almonte-Marisma por extracción ilegal de agua subterránea del espacio protegido de Doñana. Pero, hasta el momento, ninguna de las acciones administrativas en curso ha culminado en la clausura de los pozos sin autorización. El uso ilegal de los recursos hídricos pone en peligro la supervivencia del Acuífero 27, que nutre al espacio natural, reserva de la Biosfera.

 

1394546151_771854_1394546295_noticia_normalPozo ilegal en los alrededores de Doñana. / JULIÁN ROJAS

 

“Habrá un momento en que se tenga que acometer algún sellado de pozos si el particular sancionado no lo hace. De momento, lo que estamos haciendo es tramitar las sanciones”, ha explicado Rafael Álvarez, comisario de aguas de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.

El organismo ha solicitado la colaboración de los regantes para localizar los pozos. En este sentido, Rafael Álvarez ha señalado que la Comunidad de Regantes El Fresno está ayudando al trabajo de “policía” del dominio público hidráulico que desempeña la Confederación para la protección del acuífero.

Las denuncias que derivan en apertura de expedientes proceden de particulares, de grupos ecologistas, del Seprona o de la propia administración. “La Confederación únicamente clausura el pozo cuando se ha culminado un expediente sancionador que comporta una sanción por la irregularidad o ilegalidad de la extracción”, ha remarcado Rafael Álvarez, quién insistió: “Clausura como tal no hemos acometido ninguna, pero todo llegará si los particulares sancionados no lo hacen ellos mismos”.

Álvarez no descarta que en el espacio haya más pozos ilegales de los que ellos han detectado, pero, de momento, las cifras oficiales se corresponden con esos 200 expedientes.

Leer artículo completo en diario EL PAÍS