El fitoplacton en el Mar Cantábrico, a vista de pájaro

El grupo de investigación liderado por AZTI-Tecnalia, que forma parte del proyecto Meece, ha incluido en su trabajo una espectacular imagen captada por un satélite de la NASA que muestra, a vista de pájaro, las biomasas de fitoplancton en aguas del Mar Cantábrico, en el Golfo de Vizcaya. La fotografía refleja una gran masa turquesa en medio del azul de las aguas, frente a las costas cántabra, asturiana y vasca.

 

fitoplancton--300x400Vista aérea de la biomasa de fitoplancton en aguas del Golfo de Vizcaya, frente a las costas de Cantabria. / Satélite de la NASA

 

Un estudio elaborado por este grupo de investigación revela que los efectos del cambio climático previstos para 2080-2100 apuntan que el océano sufrirá un incremento en su temperatura superficial por encima de los 2 ºC de promedio a nivel global. Entre las consecuencias de dicho calentamiento destacan los cambios en la circulación oceánica y la mayor estratificación de la columna de agua, que afecta la disponibilidad de nutrientes para el crecimiento del fitoplancton marino. Por ello, también se verán afectadas la producción primaria -biomasa producida por el fitoplancton, organismos unicelulares fotosintéticos que se encuentran en suspensión en el océano- y la producción secundaria -biomasa producida por el zooplancton, que se compone de pequeños organismos animales que se alimentan principalmente del fitoplancton y son alimento de peces-.

A nivel global, las estimaciones de calentamiento proyectadas indican que el incremento de la temperatura del mar provocará una reducción de las biomasas del fitoplancton y del zooplancton de un 6% y 11%, respectivamente. Este hecho sugiere que habrá una amplificación negativa de la señal del cambio climático que se propagará a través de los niveles tróficos del ecosistema: es decir, la biomasa de zooplancton decrecerá en mayor medida que el fitoplancton. Dicho proceso tendrá lugar mayoritariamente en los océanos tropicales, que cubren un 47% de la superficie del océano global.

Leer artículo en EL DIARIO MONTANES

.