El embalse de Casasola alcanza el lleno por primera vez en su historia

El agua comenzó a salir ayer por el aliviadero tras alcanzar los 24 hectómetros, aunque la Junta no desembalsó en ninguna presa

 

Aspecto que presentaba la presa de Casasola ayer.

La tromba del sábado ha supuesto también un hito histórico para la hidrología malagueña: el embalse de Casasola alcanzó ayer su nivel de llenado y comenzó a verter agua por el aliviadero.

En total, se llegaron a almacenar 23,98 hectómetros cúbicos a medianoche, un nivel superior a la capacidad oficial, que es de 23,45 hectómetros. La estampa de la nueva laguna que ha surgido en Almogía se convertirá en los próximos días en un pintoresco reclamo para los visitantes.

 

La de Casasola es una presa de laminación, cuyo principal cometido es contener las fuertes avenidas del río Campanillas, que es afluente del Guadalhorce. A pesar de su baja capacidad, supondrá una fuente más de reservas para abastecer a la capital. Su historia se remonta a mediados de los 90, cuando se proyectó dentro del plan de defensa hidrológica de Málaga. Se inauguró oficialmente en el año 2000, aunque no fue hasta 2007 cuando pudo empezar a llenarse, porque faltaba por ejecutar una carretera que evitara dejar aislados a los vecinos.

En cuanto a la situación de las reservas, el delegado de Medio Ambiente de la Junta, Javier Carnero, indicó que se medirán las escorrentías durante los próximos dos días y se vigilará la evolución de las lluvias antes de determinar si es necesario evacuar. «No se ha abierto ninguna presa, porque además la autorización la tiene que dar la Dirección General de Infraestructuras Hidráulicas. Casasola vierte por el aliviadero, pero hasta que el nivel de los ríos no baje no abriremos los fondos, y solo en previsión de que venga más agua», explicó. Por lo demás, aplaudió el comportamiento de los sistemas y quiso resaltar el buen trabajo de los técnicos, con un control permanente de la evolución.

La consecuencia directa de la tromba se ha visto en el aumento del nivel de las reservas, que ayer alcanzaban los 553 hectómetros, casi 50 más que la semana anterior y 40 más que el mismo día del año anterior. Carnero destaca la subida en La Viñuela, que ya almacena 12 hectómetros más que entonces. Con estas cifras, el escenario ha cambiado tanto que faltan apenas 50 hectómetros para alcanzar el 100%.

Fuente: Diario Sur