El concurso para la gestión privada de Aguas de Jerez queda desierto

Los 40 días de licitación expiran sin oferta formal para adjudicarse Ajemsa pese a las cinco compañías que estaban interesadas · “Por el bien de todos vamos a confiar en que no haya que ir a un ‘plan b”, avisa Saldaña

 

Sede administrativa de Aguas de Jerez, en Divina Pastora, en una imagen captada ayer mismo. / Pascual

(diariodejerez) 40 días después de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la licitación pública para la concesión privada del servicio de agua, alcantarillado y depuración ha quedado desierta. Según ha podido saber este periódico, pese a que el gobierno municipal ha anunciado la ampliación en quince días más del plazo para ceder el control de la empresa pública Aguas de Jerez (Ajemsa), la realidad en estos momentos es que al cierre del plazo inicialmente estipulado para el concurso no ha habido ni una sola compañía formalmente interesada en hacerse con este servicio. Sin duda, un duro mazazo en las aspiraciones del equipo del PP de escapar de la asfixia económica que embarga al Ayuntamiento.

De las cinco empresas que el equipo de gobierno dio a conocer a mediados del pasado mes que podían estar interesadas en hacerse con la gestión de Ajemsa -Agua, Aquagest, Aqualia, Socamex y Mare Nostrum-, finalmente no ha habido ni una sola dispuesta a abonar los 80 millones de euros de canon que se reclamaban como contrapartida por ceder la considerada como ‘joya de la corona’. Fuentes municipales no ocultaron ayer las dificultades de estas compañías para hallar financiación externa para adjudicarse el servicio, por no hablar del escaso margen de maniobra que les ha dado el gobierno local en un estricto y férreo pliego de condiciones que impide explícitamente los despidos de trabajadores al subrogar la plantilla de Aguas de Jerez, la subida del recibo del agua y una inversión anual mínima de un millón de euros. Como se recordará, las previsiones iniciales de la alcaldesa, María José García-Pelayo, pasaban por ingresar un mínimo de 100 millones de euros en concepto de canon por el agua. Posteriormente, rebajó esta cantidad en un 20% para dejarla en los 80 millones que fija el actual pliego, sin olvidar que hubo un momento en el que incluso se planteó la posibilidad de vender el 49% de las acciones de la empresa municipal para transformar Ajemsa en una sociedad mixta. Nada de lo anterior ha cuajado, pero aun así el equipo popular todavía confía en que la licitación llegue a buen puerto, si bien el escenario actual del concurso no invita demasiado al optimismo.

Desde el gobierno local, su portavoz Antonio Saldaña afirmó ayer, tras el anuncio de la ampliación del plazo para el concurso, que de momento no se contempla pensar en un plan b por si finalmente ninguna empresa accede a la gestión de Ajemsa. “Vamos a confiar en que salga el plan a“, admitió un lacónico Saldaña ante los medios. “Se presentaron cinco empresas a visitar las instalaciones -abundó el primer teniente de alcalde- y después, no sé si eran dos, han solicitado aclaraciones de determinados aspectos del pliego. Ahora mismo la única opción que estamos barajando es que esas solicitudes de ampliación de plazo se materialicen en algo positivo y esto se resuelva tal y como está previsto”. “Es demasiado precipitado decir si esto se descarta o no y hay que buscar otras soluciones”, llegó a admitir, para zanjar: “Por el bien de todos, vamos a confiar en que salga el plan a sin tener que recurrir a un plan b“. La alcaldesa había dicho un día antes de estas declaraciones que el nombre de la adjudicataria se conocería en diez días, lo cual ya es algo harto imposible.