El chico que quiere salvar los océanos de los residuos

Un sistema de barreras flotantes ancladas al fondo del mar, que explotan las corrientes para filtrar los desechos y recogerlos en una plataforma que los separa del plancton y los guarda para su reciclaje.

 

boyan-slat-4

La idea sobrevino a Boyan Slat durante unas vacaciones en Grecia, cuando tirándose al agua para bucear se dio cuenta que veía más desechos que peces en el mar. Hoy, unos cuantos años después y mucho estudio, la buena noticia es que su proyecto se inaugurará en 2016. Un logro del que Boyan Slat, estudiante de ingeniería aeroespacial de la Universidad de Delft, Holanda, está muy orgulloso. Su mérito es haber inventado el primer sistema en el mundo para limpiar los océanos del plástico, bautizado con el nombre de OceanCleanupArray.

Es, en esencia, un sistema de barreras flotantes ancladas al fondo del mar, que explotan las corrientes para filtrar los desechos y recogerlos en una plataforma que los separa del plancton y los guarda para su reciclaje. El sistema se pondrá a prueba durante dos años en las aguas cercanas a la isla de Tsushima, en Japón, donde, a causa de los remolinos de agua, cada año se depositan cerca de 30.000 metros cúbicos de residuos. “Los filtros y las barreras ocuparán un radio de más de un kilómetro y medio, pero serán inofensivos para la flora y la fauna del océano”, asegura el veinteañero.

como-eliminar-el plástico-océanos-boyan-slat-6-640x396

A este proyecto, financiado por una campaña de recaudación de fondos on line, participan alrededor de un centenar de científicos e ingenieros. Además TheOceanCleanup Project, ha ganado el premio Campeones de la Tierra de la ONU al igual que el mexicano Mario Molina.

Hacia el futuro

La propuesta de este sistema es que el océano acumule por sí mismo la basura que nosotros tardaríamos años en reunir y retirar. El objetivo es recolectar al menos la mitad del plástico que se encuentra en el Great PacificGarbagePatch, el “vertedero del Pacífico”, una amplia concentración de basura entre Hawaii y California.

Boyan-2

En 5 años, el Giro del Pacífico Norte podría reunir los 7 millones de toneladas de plástico que se estiman habrá para el 2020 y que se calcula que con otro sistema tardaría en extraer 79.000 años. Existen opiniones divididas acerca del plan de Boyan, sus detractores piensan que su sistema podría dañar la vida marina, pero las persianas que conforman el sistema de limpieza tienen unos 100 metros de envergadura por 3 de profundidad. Esta amplitud permite que la vida en las profundidades marinas siga su curso y sin ninguna alteración del ecosistema. Otro de los puntos principales que ponen en tela de juico el proyecto  es la incapacidad de este método para filtrar las pequeñas partículas plásticas (de las dimensiones de un grano de arroz) que son ingeridas por los peces. Slat sin embargo, no deja que las voces negativas le quiten el entusiasmo y continúa trabajando en el proyecto.

Esto es uno de los tantos e interesantes proyectos que se están llevando a cabo para salvar uno de nuestros bienes más preciosos e indispensables al futuro de nuestro planeta: el agua. En la red, la plataforma web CreatorSpaceTM, enmarcada en el programa de celebración del 150 aniversario de BASF, propone temas que afectan a la vida de todos los ciudadanos como, por ejemplo, el futuro de los océanos y el correcto abastecimiento de agua en las ciudades, y donde cada usuario puede aportar su grano de arena y compartir ideas. El objetivo de este espacio es abrir debates sobre los grandes retos que, como sociedad, debemos afrontar para la mejora de la sostenibilidad del planeta. El agua es uno de los temas principales.¿Cómo podemos mejorar el suministro de agua potable? es la pregunta que lanza BASF para fomentar el debate sobre la gestión sostenible de este recurso natural ¡Participa!