El caudal del Tajo desciende un 28 por ciento en el año hidrológico más seco de los últimos 17 años

La situación del río Tajo en Talavera no ha sido muy boyante en los últimos tiempos aunque la realidad ha empeorado durante el último año hidrológico. En los doce meses que transcurren de octubre de 2011 a septiembre de 2012 el caudal del Tajo a su paso por la ciudad fue uno de los más secos de las dos últimas décadas e incluso en verano el caudal que circulaba era ínfimo, con cifras irrisorias que dejan un balance bastante negativo.

 

 

5AB5970E-A2AA-5F62-AB7493C0EA74CA01El caudal del río que atraviesa la ciudad contó con un volumen total de 676,58 hectómetros cúbicos durante todo el año hidrológico, con apenas 21,45 metros cúbicos por segundo de caudal medio. La diferencia es más que evidente si se compara con el año inmediatamente anterior. En el año 2010-2011 el volumen total registrado fue de 2.369,25 hectómetros cúbicos, un 28,5 por ciento más, y el caudal medio ascendió a 75,13 metros cúbicos por segundo, y eso en una de las anualidades consideradas regulares. Los datos, hechos públicos recientemente por la Confederación Hidrográfica del Tajo, revelan que el pasado fue un año extremadamente seco, luciendo incluso algunos bancos de tierra durante los primeros meses de 2012. L

a falta de lluvias y los continuos trasvases de agua al Levante se unieron además al inicio de un ciclo seco cuyas consecuencias se aprecian ahora. La caída de cifras es también representativa si se tienen en cuenta los números de años anteriores, todos ellos con un volumen por encima de los 1.000 hectómetros cúbicos, y los dos últimos años, además, sobrepasando los 2.000. En este caso, hay que trasladarse hasta el periodo 98-99 para encontrar el primero que baja del millar, aunque es por un escaso margen, 985.

Siguiendo hacia atrás, en el año hidrológico de 1994-95 aparece un volumen algo inferior al del último año, registrado en 654, que además supone el más seco de los últimos 17 años. Pero lo curioso es que ni siquiera en la anualidad 2005-06 -cuando el Tajo mostró su peor cara especialmente en los meses de verano- las cifras finales fueron tan bajas. Meses.

En el estudio detallado por meses, diciembre de 2011 ostenta el liderato como el más caudaloso en este año hidrológico, algo curioso ya que ni siquiera llega al centenar de hectómetros cúbicos, quedando en los 92,85. Enero, a poca distancia, se sitúa en los 81,21 hectómetros cúbicos. Por el contrario, el más seco se corresponde con una mensualidad veraniega, julio, que tan sólo llevó 10,45 hectómetros cúbicos. Le sigue de cerca agosto, con 12,45, según reflejan los datos de la CHT, mientras que junio se cerró con unas cifras de 16,41 hectómetros cúbicos.

En cuanto a los trimestres, el primero del año hidrológico -último de una anualidad normal comprendido entre los meses de octubre a diciembre-, es el que arrastró más cantidad de agua con un total de 241,82 hectómetros cúbicos. Cabe destacar que esta cifra resumida de tres meses, es en otros años lo que lleva un sólo mes e incluso la mitad de esta cifra. De enero a marzo descendió a un volumen de 222,87 hectómetros cúbicos, aunque la caída fue mayor entre abril y junio, con un total de 135,69. El más seco, sin duda, y teniendo en cuenta el habitual descenso de caudal de los meses veraniegos, es el trimestre de julio a septiembre. En este caso, se registraron tan sólo 76,2 hectómetros cúbicos como la suma de tres mensualidades.

Fuente: La Tribuna de Toledo