El cauce del río Barbaña volvió a llenarse de espuma

La Confederación Hidrográfica localizó el punto de vertido en la EDAR de San Cibrao das Viñas

Numerosos vecinos de la ciudad que durante la mañana de ayer aprovecharon la jornada dominical para darse un paseo por las orillas del río Barbaña a su paso por Ourense constataron la abundante presencia de espuma en el cauce fluvial. El problema parece arrastrarse desde el pasado jueves y en algunos trechos del río era tal la cantidad de espuma que prácticamente sólo se entreveía el agua.

Desde la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, que llevó a cabo una toma de muestras a pie de río, apuntan a la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) del vecino Concello de San Cibrao como el origen del vertido, algo que se repite de forma habitual con la llegada de los fines de semana.

La empresa encargada de la gestión de la EDAR, Espina y Delfín, reconoce el problema, aunque, según explica el alcalde de San Cibrao das Viñas, Pedro Fernández, “no es espuma tóxica; de hecho las cabinas de control de la depuradora no la detectan por eso mismo”. El organismo de cuenca asegura que, de momento, no hay mortandad de peces.

El vertido llega a la EDAR, según subraya el regidor, “desde alguna empresa o empresas que ha tenido que utilizar detergentes no biodegradables para la limpieza de sus vehículos, de forma que al final queda esa espuma sobre el cauce fluvial”.

Leer artículo completo en La Región