El Área Metropolitana consuma la privatización del agua en Barcelona

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) será el primer territorio de Cataluña donde todas las actividades vinculadas con la gestión del agua queden en manos del capital privado. Agbar, a través de la sociedad mixta que constituyó junto a la AMB el verano pasado y de la que controla un 85%, se quedará incluso el canon del agua que generan los 36 municipios integrados en esa zona. Y todo ello será posible gracias a la decisión tomada ayer por el Gobierno catalán para asegurarse unos ingresos de alrededor de 800 millones de euros con los que reducir el déficit de este año, como avanzó el pasado domingo EL PAÍS y ayer confirmó el portavoz del Gobierno, Francesc Homs.

 

1402431607_918244_1402434739_noticia_normalXavier Trias, alcalde convergente de Barcelona. / ALBERT GARCIA

 

El Ejecutivo de Artur Mas aprobó ayer un decreto ley que ofrece a la corporación metropolitana más competencias en materia de aguas. Una vez aprobada esa norma, la Generalitat podrá ceder al AMB todas las infraestructuras hidráulicas existentes en ese ámbito —a excepción de las asignadas a Aguas Ter-Llobregat—. Pero lo importante de la operación no es tanto esa asignación de activos, sino el control durante un máximo de 30 años de los recursos que permiten su mantenimiento y mejora, además de la inversión en nuevas instalaciones: el canon del agua.

El Gobierno defiende que se trata de una operación entre la Generalitat y el Área Metropolitana. Pero lo cierto es que la Agencia Catalana del Agua y Agbar llevan meses negociando los detalles de la operación y uno de los ejes de esas conversaciones es el canon del agua que se recauda en la zona, según documentación a la que ha tenido acceso este diario. Ambas partes han establecido en torno a 150 millones de euros anuales esa cuantía y ahora negocian qué parte se quedará la sociedad mixta.

Leer artículo completo en diario EL PAÍS