El agua: uno de los puntos negros del medio ambiente

Invasión de especies, contaminación y regulación de los cauces (presas, canales, trasvases, paseos fluviales, azudes, etcétera) forman el “triplete atacante” que, además de favorecer también aquí la desnaturalización de los ríos, está diezmando a especies autóctonas de tendencias acuáticas, como el visón europeo, el esturión, los galápagos leproso y europeo, y el cangrejo de río.

 

tablas-daimiel-agua-guadiana--644x362Tablas de Daimiel / ABC

 

Aunque se ha mejorado en calidad de las aguas, la impresión generalizada es que no se va a cumplir con la directiva marco del agua que implica llegar a 2015 con un estado óptimo de los cauces. “España ya ha sido sancionada por la UE por no cubrir la depuración de las aguas de decenas de ciudades de más de 15.000 habitantes y, si no mejoran las cosas, corremos el riesgo de recibir otra sanción”, afirma Eduardo Perero, vicepresidente de la Asociación de Ciencias Ambientales.

Ignacio Doadrio, profesor de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, y uno de los mayores conocedores de la fauna fluvial, aboga por “incidir más en la eliminación de la contaminación difusa procedente de la agricultura y en evitar la extensión de las especies exóticas de peces, evitando principalmente el derribo de presas aguas arriba de algunos embalses”.

Leer artículo completo en diario EL PAÍS