El agua de riego del Guadalquivir, a punto de agotarse por la sequía que sufre Andalucía

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir advierte del riesgo de agotar el volumen de agua fijado para riegos

Un informe de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) fechado en julio advierte de que si continúan los consumos y desembalses para las zonas agrarias se agotará el volumen máximo a desembalsar, fijado en 1.200 hectómetros cúbicos. El documento aclara que los desembalses realizados desde abril en el sistema de regulación general para atender las demandas de riego superan ampliamente a los realizados durante el año anterior. La razón es que la escasez de precipitaciones y escorrentías durante la primavera ha obligado a realizar desembalses para poder atender las demandas de las distintas zonas regables.

La Confederación, que destina en torno al 87% del agua que desembalsa a ganadería y agricultura, aclara que el año hidrológico no ha sido meteorológicamente normal. La pluviometría media registrada durante los 9 primeros meses del año hidrológico 2016-2017 en el conjunto de la cuenca del Guadalquivir ha sido inferior en un 11% a la media históricacorrespondiente a este período. Sólo en los meses de noviembre y marzo se han superado los valores normales de pluviometría media en la cuenca, en tanto que han sido muy secos diciembre y, especialmente, enero.

Leer artículo completo en ABC