El acuífero de La Mancha ya se explotaba en la Edad de Bronce

Las motillas de La Mancha, yacimientos arqueológicos que datan de la Edad de Bronce, podrían haber sido construidas como sistema de captación de agua subterránea en un momento de estrés ambiental tras un prolongado periodo seco, según se recoge en el último número del Boletín Geológico y Minero.

 

Motilla de Torralba. Imagen cedida por Centro Asociado Ciudad Real/UNED

 

Esta publicación se hace eco del trabajo de campo desarrollado hasta marzo de 2014 por técnicos del Instituto Geológico y Minero de España (IGME) y que impulsó en junio del mismo año la concesión de un proyecto de investigación cofinanciado por la Junta de Castilla-La Mancha que culminó en octubre.

Hace 4.000 años
Según las conclusiones del IGME, las motillas son el referente principal del asentamiento humano organizado más antiguo (Calcolítico-Edad de Bronce) de la península Ibérica capaz de extraer agua del subsuelo, una solución a la sequía que pervivió casi un milenio y que sentó las bases de una sociedad más compleja y jerarquizada.

Leer artículo completo en diario EFE VERDE