El 70% de las zonas verdes de la ciudad de Alicante se riegan con agua reutilizada

El 70% de las zonas verdes del municipio de Alicante se sostiene con agua reutilizada, un proceso que, además de suponer un ahorro económico, energético y ambiental, ha permitido triplicar en los últimos diez años la superficie dedicada a parques y áreas medioambientales. De los 3,5 metros cuadrados de zonas verdes por habitante que había en 2002 se ha pasado actualmente a los 10 metros cuadrados.

 

palmeralagunas1Parque El Palmeral de Alicante

 

Los datos han sido facilitados por Hidraqua, la empresa valenciana líder en el ciclo integral del agua, desde la captación y la potabilización hasta el transporte y la distribución para el consumo ciudadano.

Por lo respecta a la ciudad de Alicante, la doble red de agua reutilizada permite regar 446 hectáreas, lo que supone un 70% de las zonas verdes existentes en el municipio. Además, este agua se emplea también para limpieza de baldeos de calles y sostiene el “cinturón verde” de parques y áreas medioambientales.

Las aguas regeneradas procedentes de las depuradoras, la captación de aguas subterráneas en acuíferos urbanos degradados y de aguas pluviales constituyen fuentes hídricas alternativas que Hidraqua utiliza para dar respuesta a numerosas necesidades.

Los recursos hídricos son destinados prioritariamente al consumo humano, pero en el ámbito urbano existen muchas otras demandas que deben ser cubiertas: riego de zonas verdes, baldeo de calles, fuentes y lagos ornamentales, entre otros.

Estos últimos servicios que, a juicio de Hidraqua, no deben suponer un gravamen para los ciudadanos y el medio ambiente, son sostenidos con las citadas fuentes hídricas alternativas, las cuales suponen “un ahorro económico, energético y ambiental”.

Estas acciones de reutilización son un perfecto aliado para el desarrollo del turismo alicantino y, en general, de la Comunidad Valenciana, como evidencia el Plan Director de Reutilización de Alicante, que, con un presupuesto de 8,7 millones de euros sufragado por la empresa Aguas de Alicante, ha incidido directamente en la interconexión y nuevas redes de transporte de aguas regeneradas.

Leer artículo completo en diario El País