Doñana analiza el impacto del plan hidrológico del Guadalquivir

La primera sesión del Consejo de Participación del Espacio Natural de Doñana que va a presidir el biólogo Miguel Delibes estará marcada por la gestión de la cuenca del Guadalquivir, en cuya desembocadura está el emblemático parque. En esta reunión, que se celebra este lunes en la localidad de Almonte (Huelva), está previsto que se aborde un informe sobre el plan hidrológico de la cuenca del principal río andaluz, que el Gobierno central decidió aprobar hace poco más de una semana.

1369587875_480297_1369588095_noticia_grande

Pero la polémica ha envuelto la última fase de la tramitación de este plan, que debería haber estado listo a finales de 2009. La Junta de Andalucía, comunidad en la que se ubican el 98% de los usos del agua de la cuenca del Guadalquivir, y los grupos ecologistas han rechazado apoyarlo por cuestiones de fondo. WWF entiende, por ejemplo, que los caudales ecológicos previstos se quedan cortos. Pero también hay polémica sobre la forma, es decir, sobre la tramitación que se ha realizado desde el ministerio de Miguel Arias Cañete.

La Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente advirtió en mayo al ministro de la necesidad de un pronunciamiento del Consejo de Participación de Doñana. Sin embargo, el Consejo de Ministros decidió aprobar el plan del Guadalquivir el 17 de mayo sin esperar a conocer el informe de Doñana, que se abordará en el pleno de este lunes.

Ante esta situación, WWF ya ha pedido a la Administración andaluza que acuda a los tribunales. La consejería de Luis Planas lo está analizando y está a la espera de la reunión del consejo para decidir si recurre ante la justicia.

El punto octavo del orden del día es el que hace referencia al plan de cuenca. La comisión de aguas de este órgano de participación ya decidió a principios de año que se emitiera un informe negativo sobre el plan del Guadalquivir. Lo hizo con el apoyo de los representantes de la Junta, los ecologistas, organizaciones agrarias y Ayuntamientos. Pero la posición definitiva la debe fijar el pleno. Lo previsible es que hoy se apoye el informe encargado por la comisión de aguas.

Al margen de las medidas de compensación, los grupos ecologistas también rechazan que el ministerio haya incluido en el plan de cuenca la ampliación del dragado del río que el puerto de Sevilla quiere acometer. Sin embargo, que esté contemplado no significa que el plan autorice esa actuación, según ha indicado en varias ocasiones la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.

Pero la ampliación del dragado, un proyecto que parecía muerto hasta hace unos meses, siempre ha generado preocupación entre la mayoría de los miembros del Consejo de Participación de Doñana. Este órgano ya había rechazado que la obra pudiera acometerse ante el riesgo de dañar a este espacio natural, reconocido por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

En el orden del día del consejo no hay referencias a este asunto. Pero, tras los últimos movimientos de la Autoridad Portuaria, que ha anunciado que enviará el proyecto al Gobierno para que lo apruebe, es posible que el dragado vuelva a tratarse en la reunión de este lunes.

El País