De Pedro subraya que “no se puede acusar a la CHE de pasividad” ante las crecidas del Ebro

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, Xavier de Pedro, ha advertido de que “no se puede acusar a la CHE de pasividad, sino todo lo contrario”, ante las crecidas del río Ebro y ha reclamado a todos los afectados su colaboración para, junto a las administraciones, “mitigar los daños de las inundaciones”.

 

_IMG4154_8a972238Crecida del Ebro / Tony Galán

 

De Pedro ha recalcado que la Confederación “ha dado muestras de estar actuando” ante estos problemas y ha subrayado que “el río es de todos y todos tenemos que colaborar”, aunque el organismo aporte los medios técnicos y determine “las líneas de protección, pero todos los interesados en proteger sus infraestructuras o municipios tenemos que cooperar”.

Este jueves, la plataforma de afectados por las riadas ha señalado que las localidades zaragozanas están dispuestas a presentar un contencioso por los daños que causan las avenidas del río y han avanzado que elaboran un informe para entregarlo a la Confederación en el que exponen sus problemas y reivindicaciones.

El presidente de la CHE ha asegurado que “tenemos contacto directo con todos los alcaldes de la ribera en relación con sus problemas” y, de hecho, tras las riadas del año pasado, “que fueron muy intensas aunque no con caudales excesivos”, ya se ejecutaron actuaciones para proteger los núcleos urbanos “con mayor riesgo”, actuando en Novillas, Pradilla, Boquiñeni, Cabañas, Pina.

Leer artículo completo en diario HERALDO