Crean un método para desecar microalgas y reducir así el coste en la producción de biodiésel

Los investigadores del grupo biotecnología de microalgas de la Universidad de Almería (UAL) han patentado un método para deshidratar microalgas y reducir así en más de un tercio el caldo de cultivo de estos microorganismos sin necesidad de incrementar el gasto energético en el proceso de obtención de biodiésel. Esta reducción resulta necesaria para conseguir microalgas secas, la materia prima a partir de la cual se extrae el nuevo combustible.

 

PRODUCCIÓN. / EP

 

Uno de los problemas en la producción de biodiésel es la baja concentración de los cultivos de microalgas, es decir, hay mucha agua y pocos organismos productores. Para mejorar esta concentración, es necesario eliminar el volumen de agua hasta que los microorganismos se sequen formando una especie de pasta –biomasa– que será sometida a diversos tratamientos para obtener el biocombustible.

La disminución del medio de cultivo no sólo facilita el trabajo en las fases posteriores del proceso si no que una menor cantidad de materia a procesar conlleva un recorte en el gasto de energía y de equipos utilizados, según indica en una nota la Fundación Descubre a raíz del proceso seguido por el grupo de investigación.

Leer artículo completo en diario ANDALUCÍA INFORMACIÓN