Confederación inicia hoy la limpieza del camalote en el Puente Romano de Mérida

La Policía Local elabora un informe que incluye la peligrosidad de la acumulación del jacinto de agua debajo del monumento

 

 

Un hombre observa desde el Puente Romano el camalote

(HOY.ES) La Policía Local ha elaborado un informe que avisa del perjuicio que causa la existencia de camalote en la cuenca del río Guadiana. Un documento que alerta de la peligrosidad que puede suponer para la seguridad ciudadana «la desproporcionada y desmesurada cantidad de plantas que tiene el río a su paso por Mérida, en concreto debajo del Puente Romano». Se ha calculado y se ha concluido que, sólo el tramo que está situado entre el puente Romano y el Fernández Casado, ocupa una extensión de unos 20.000 metros cuadrados.

El delegado de Seguridad Ciudadana, Manuel Balastegui, mantuvo ayer una reunión con responsables de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, personal que le ha comunicado que hoy mismo comenzarán las labores de limpieza del camalote.

«Las nuevas lluvias anunciadas, unidas a la gran cantidad de camalote que pudiera desplazarse debajo de los ojos del Puente Romano, podrían crear una especie de dique artificial que, puntualmente, pudiera hacer de presa y provocar inundaciones de las partes bajas, en los predios cercanos al puente Fernández Casado, causando daños materiales», indica Balastegui.

Ante tal posibilidad, Confederación Hidrográfica del Guadiana ha decidido iniciar los trabajos de limpieza en la zona afectada lo antes posible.

Por su parte, el Grupo Municipal Socialista registraba el pasado 5 de noviembre un documento en el Registro del Ayuntamiento instando al alcalde, Pedro Acedo, «que cumpla sus obligaciones como primer edil y haga las gestiones pertinentes con la Confederación para solucionar el problema de proliferación de camalote en el río Guadiana a su paso por Mérida.