´La Confederación Hidrográfica Miño-Sil espera cerrar el año con más de 220 sanciones´

En época de recortes económicos y descenso de presupuestos -tiene que conformarse con 40 millones de euros, frente a los 80 que tenía hace cuatro años-, la Confederación Hidrográfica Miño-Sil se marca como principal objetivo proceder a la limpieza de los cauces fluviales, con una partida de 600.000 euros que renovará en 2014.

confederacion-hidrograficaFrancisco Marín, en la sede de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil en Ourense. // Jesús Regal

 

-¿Cómo va el capítulo de sanciones?

-Hay que diferenciar entre los expedientes que se han incoado y los que están resueltos, puesto que tardan varios meses en completarse. No coincide el año físico en el que se inician con el que se resuelven. En el año 2012 hemos resuelto 165 expedientes sancionadores y hasta finales de agosto de este año ya habíamos resuelto 168. Por lo tanto, estamos rebajando el atasco e intentando resolverlos en un menor período de tiempo. Llevamos cuatro meses de adelanto en la resolución de sanciones, por lo que podremos resolver un 33% más de expedientes sancionadores. Esperamos cerrar el año con más de 220 sanciones.

-¿La tendencia se mantiene?

-No, este año se ha producido una menor cantidad de expedientes sancionadores que en 2012, ya sea porque se ha reducido la actividad económica, por una mayor concienciación ambiental o por una combinación de ambas. En total, a fecha del 30 de agosto, llevábamos incoados 62 expedientes, frente a los 216 correspondientes al mismo período del año pasado. Solo en vertidos, el año pasado se incoaron 76 expedientes sancionadores y este año, en los primeros ocho meses del año, solo se iniciaron 27. A esto contribuye mucho que en la actualidad todos pensamos que el que hace un vertido ilegal es un delincuente.

Leer la entrevista completa en El Faro de Vigo