Confederación da por controlado el brote de camalote y relaja la limpieza en el Guadiana en Mérida

Los operarios y máquinas retoman hoy los trabajos tras 4 días de descanso. Solo en este año han extraído unas 30.000 toneladas de la especie invasora.

 

Estado actual cauce del río a la altura del puete Fernández Casado

(elperiodicoexremadura) La Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) da por controlado el brote de camalote en aguas emeritenses. La bajada de las temperaturas en los últimos días está conteniendo la reproducción de la planta invasora y las diversas barreras instaladas a lo largo del cauce han conseguido frenar su avance, lo que ha permitido relajar las labores de limpieza. De hecho, los 40 operarios y los dos equipos mecanizados que trabajan en la extracción de la planta retoman hoy los trabajos tras cuatro días de descanso. Según explica Nicolás Cifuentes, jefe de Servicios Forestales de la CHG, el peligro de que el jacinto de agua se extienda aguas abajo es casi nulo, al menos por ahora.

 

Los operarios llevan más de un mes trabajando en la extracción del camalote y aunque cada día las cuadrillas sacan del cauce del Guadiana unos 750.000 kilos, Cifuentes insiste en que lo importante es evitar que la planta se propague aguas abajo. Y parece que las diversas barreras y el esfuerzo de los operarios está dando resultado. “Está controlado, a no ser que venga una fuerte corriente de agua por lluvia o viento”, indica el técnico. En ese caso, el camalote podría llegar a romper las barreras instaladas en el Puente Fernández Casado por la presión y el peso y extenderse hasta el embalse de Montijo, que procedería a vaciarse para frenar el avance. “Pero no será necesario”, indica Cifuentes.

 

Los trabajos de extracción del camalote.

La bajada de las temperaturas en los últimos días ha mermado la reproducción de la planta, que se expande rápidamente, pero el jefe de Servicios Forestales indica que no parará definitivamente hasta que el agua del río alcance una temperatura de 10 grados centígrados. Actualmente todavía se mantiene entre los 15 y los 16 grados. Solo en este año, los técnicos han sacado ya unas 30.000 toneladas de camalote del Guadiana, y Cifuentes indica que “aguas arriba, hasta Medellín, aún puede haber miles y miles de toneladas”.

 

Desde que comenzaron los trabajos de extracción de esta especie amazónica en el Guadiana, en el año 2004, se han extraído unas 300.000 toneladas con un coste superior a los 22 millones de euros. El camalote o jacinto de agua afecta especialmente a la pesca fluvial y es una de las especies más invasoras actualmente para la flora y fauna autóctona española.

 

¿Quieres recibir esta y mucha más información de forma gratuita directamente en tu correo electrónico? Subscríbete en nuestro boletín digital