Conagua advierte riesgo de desabasto de agua en Tamaulipas por sequía

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) advirtió que de continuar las condiciones de estiaje en Tamaulipas, más de un millón de habitantes de la zona fronteriza sufrirían problemas por desabasto de agua para el consumo humano.

 

 

El director de Cuenca Golfo Norte de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Roberto Schuldes Dávila, estimó que si no llueve en los primeros siete meses de 2013, más de un millón de habitantes de 10 municipios fronterizos de Tamaulipas enfrentarían serios problemas de desabasto.

“No es una voz de alerta, pero este es un problema que vemos cada vez más cerca y nos preocupa debido a que en esa parte del estado no están preparados para enfrentar una sequía de ese tipo”, advirtió.

Señaló que las presas internacionales y nacionales ubicadas en las cercanías del río Bravo cada vez están más secas y si no llueve para el próximo año estarían llegando a sus niveles más bajos en las últimas décadas, por lo que habría desabasto de agua hasta para beber.

“La mayor parte del agua que utilizan las ciudades fronterizas como Nuevo Laredo, Guerrero, Mier, Miguel Alemán, Camargo, Díaz Ordaz, Reynosa, Río Bravo, Matamoros y Valle Hermoso para abastecer a su población la extraen del río Bravo”, detalló Schuldes Dávila.

Dijo que esas ciudades requieren de una enorme cantidad de agua para atender el abasto de la población y para la actividad industrial que se desarrolla en la franja fronteriza.

“Ante esto se buscará que las Comapas diseñen programas de ahorro de agua potable implementando acciones de reparación de fugas, cambio de tuberías y que la población participe en estas actividades, pues es en las viviendas donde se registra un enorme desperdicio de agua por fugas”, refirió.

Agregó que este problema ya se está presentando en Ciudad Victoria, porque después de secarse el principal manantial que surtía de agua a la ciudad hay dificultades para abastecer a un 100 por ciento a la población.

“Varios pozos se secaron por la falta de lluvias, por lo que tuvieron que perforarse por lo menos cinco más, que apenas logran atender la demanda para el consumo humano”, subrayó el gerente de la Conagua.

Schuldes hizo énfasis que ahora lo que se avecina, si no llueve pronto, “es un enorme” problema de abasto de agua en toda la región fronteriza de Tamaulipas, donde no sería un municipio el afectado sino 10, por lo urge empezar a tomar medidas de prevención y ahorro de agua.

Fuente: SINEMBARGO