La Comunidad de Madrid edita un díptico para prevenir la legionelosis en torres de refrigeración con la colaboración de ANECPLA

Los frecuentes brotes y casos de legionelosis esporádica que se producen en nuestro país, y en particular, en la Comunidad de Madrid, han puesto en alerta a las autoridades sanitarias y a las asociaciones expertas en salud pública. Esta enfermedad, que se manifiesta como una neumonía grave con fiebre alta, presenta una mayor incidencia en verano y a principios del otoño, aunque los casos pueden tener lugar en cualquier época del año.

 

 

DIPTICO-Legionelosis 2013_Página_1

Desgargar díptico

 

Durante el otoño, con la llegada del frío (a finales de septiembre/octubre) las torres de refrigeración se cierran y a veces, cuando se produce un repunte de calor, tras un periodo de inactividad, vuelven a ponerse en funcionamiento, algo que entraña grandes riesgos sin la limpieza y desinfección reglamentada.

El mantenimiento higiénico-sanitario de las instalaciones de riesgo de la bacteria, una prioridad en el ámbito de la salud pública

Con el fin de prevenir futuros casos de legionelosis, el Servicio de Sanidad Ambiental de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha editado recientemente un díptico en el que se recogen las obligaciones a tener en cuenta por los titulares de torres de refrigeración y condensadores evaporativos en materia de prevención y control de legionelosis, como sistemas de riesgo de diseminación de Legionella Pneumophila. Conforme al RD 865/2003, de 4 de julio, las principales responsabilidades del titular de las torres de refrigeración, a la hora de establecer una correcta prevención y control de la enfermedad son: 1) NOTIFICAR a la Comunidad de Madrid el alta o cese de sus torres de refrigeración y condensadores evaporativos, en el plazo de 1 mes; 2) MANTENER la torre en condiciones estructurales y funcionales correctas y 3) LLEVAR A CABO programas de mantenimiento higiénico-sanitario que garanticen la seguridad de las instalaciones.

Legionella Pneumophila suele sobrevivir en espacios húmedos, por lo que todos aquellos edificios que posean torres de refrigeración y condensadores evaporativos, junto a aquellos que dispongan de sistemas de distribución de agua caliente sanitaria, sistemas de aerosolización de agua o nebulización son un riesgo latente y deben extremar las precauciones. Por ello, hospitales, instalaciones turísticas, clínicas, residencias, balnearios, spas, piscinas, campings o las instalaciones deportivas deben tener entre sus grandes objetivos, la prevención y el control de la legionelosis.

La legionelosis o enfermedad del legioneario

La legionelosis es una infección bacteriana causada por la Legionella pneumophila. Con un diagnóstico a tiempo, puede tratarse correctamente y, únicamente, en caso de un tratamiento incorrecto, la enfermedad puede causar la muerte en hasta el 20% de los casos, especialmente en personas ancianas y con sistema inmunitario debilitado.

Según el Instituto de Salud Carlos III, el pasado año en España se registraron 1.020 casos de legionelosis; unos valores que no pasan desapercibidos y que hacen que el mantenimiento higiénico-sanitario de las instalaciones de riesgo de la bacteria sea una de las grandes prioridades en el ámbito de la salud pública.

ANECPLA, por su parte, destina cada vez mayores recursos (grupos de trabajos, cursos de especialización, estudios) para reducir los riesgos que entraña la Legionella e insiste en la importancia de contar con empresas cualificadas para poder cumplir con la normativa y poder, así, evitar brotes o situaciones de riesgo que den lugar a clausuras de instalaciones y que pongan en riesgo la salud de los ciudadanos.

Bajo el título “Prevención y control de la legionelosis: obligaciones de los titulares de torres de refrigeración y condensadores evaporativos, el díptico está disponible en la web de ANECPLA (www.anecpla.com) y pretende ser una guía práctica para los propietarios de este tipo de instalaciones.

Acerca de ANECPLA
ANECPLA es la asociación estatal de control de plagas y vectores sanitarios. Constituida en 1992, asocia a más de 330 empresas que representan, aproximadamente, el 85% del volumen de facturación del sector en España, y cuyos principales objetivos se centran en la consolidación de un sector profesionalizado que vele por la salud pública y el medio ambiente y la lucha contra el intrusismo.