Un colegio de Sagunto suspende las clases tras detectar un foco de legionela

El colegio de educación infantil y primaria Ausiàs March de Sagunto, con 300 alumnos, ha suspendido este miércoles las clases tras detectarse un foco de legionela tipo 2 en una de sus cañerías de agua caliente, según ha informado el Ayuntamiento y han confirmado fuentes de la Conselleria de Educación, que han asegurado que este jueves se retomarán las clases con normalidad. Desde la Conselleria de Sanidad han subrayado que la legionela se detectó en una revisión rutinaria del consistorio, que fue quien hizo la inspección, y han subrayado que no ha habido ningún afectado.

 

 

legionellaLegionella pneumophila

 

El departamento de Educación del Ayuntamiento ha indicado que el foco se ha detectado antes de producirse casos «gracias a las pruebas que se hicieron en agosto». Esta situación ha llevado al Ayuntamiento a aplicar el protocolo, cerrar el suministro de agua del centro y llevar agua embotellada para que el colegio pueda funcionar con normalidad mientras se soluciona el problema. El consistorio ha señalado que el trabajo de prevención iniciado en agosto es el que ha permitidoactuar «con rapidez» y ha permitido evitar que el caso derivara «en complicaciones de salud para los usuarios». Según el consistorio, la suspensión de las clases ha sido una decisión de la dirección del centro, que no tenía constancia de que el corte de suministro fuera como consecuencia de la legionela hasta este mismo miércoles, ya que no había agua para las cisternas de los servicios y el agua embotellada llevada al colegio eran garrafas sin dosificador, cuya cantidad no se acababa de ajustar a las necesidades del centro.

Leer artículo completo en ABC