CHD no sancionará a Adif por el desastre de Pajares

El trasvase de millones de litros de agua de ríos, acuíferos, fuentes, arroyos y manantiales de León hacia los túneles de la Variante de Pajares —con filtraciones detectadas ya en el otoño de 2005 en una sangría que no ha cesado desde entonces— no tendrá ningún tipo de sanción de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) al Ministerio de Fomento.

 

875113_1Interior de la obra, completamente encharcada por la fuga de agua / DL

 

Un desastre ambiental que hasta el momento no ha derivado en consecuencias legales. El presidente de la CHD, José Valín, asegura que el proyecto de construcción de la Variante de Pajares para llevar la alta velocidad ferroviaria a Asturias es «una obra de interés general del Estado y cuenta con la correspondiente evaluación de impacto ambiental y la autorización preceptiva».

Reconoce que estas obras están provocando «incidencias importantes que afectan al dominio público hidráulico de nuestra cuenca y la responsabilidad es de Adif, a la que exigimos medidas».

Valín, pese a ser contundente al indicar los daños, apunta que «no tiene sentido multar al Ministerio de Fomento, más que abrir un expediente nosotros lo que pretendemos es que resuelvan el problema, porque de nada serviría mover papeles y multas si no abordan la solución».

El responsable de la Confederación Hidrográfica del Duero remarca que el organismo que él preside, Fomento y la Junta ya han mantenido reuniones de carácter técnico para conocer los planes de Adif para abordar el problema de las filtraciones. Y recalca que la CHD «lógicamente ha exigido que se eliminen los caudales que se están filtrando».

Leer artículo completo en DIARIO DE LEÓN