Cerdá reclama que los 75 millones del ‘tubo’ sirvan para reparar los regadíos

Avisa al Ministerio de que la canalización no se va a construir, pese a que la obra aparezca en los Presupuestos

 

(laverdad) Los 75 millones de euros que el Ministerio de Medio Ambiente ha incluido en los presupuesto del año que viene para el polémico ‘entubamiento’ del agua del Tajo -una obra que no se va a construir- pueden servir para reparar las numerosas infraestructuras hidráulicas destrozadas por la riada en Puerto Lumbreras y Lorca. El consejero de Agricultura y Agua, Antonio Cerdá, realizó esta petición el pasado viernes al secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos, y a la directora general del Agua, Liana Sandra Ardiles, con los cuales se reunió en Madrid. El consejero también espera que una parte de ese dinero sirva para construir una presa en la rambla de Nogalte.
Antonio Cerdá explicó a los altos cargos el Ministerio que el ‘entubamiento’ es un proyecto «que no se debe hacer» porque el Gobierno regional lo considera «innecesario» y porque nadie lo quiere en la Región de Murcia. Oficialmente, el proyecto ha sido desechado a la espera de otra alternativa para mejorar la calidad del agua que consume la población. Pese a este rechazo, el Ministerio lo ha incluido, engordando el presupuesto estatal. Cerdá ha solicitado formalmente que este dinero no se pierda y se destine a paliar los daños ocasionados por las lluvias del día 28.
Pérdida de empleos
El titular de Agricultura explicó que los daños en las explotaciones agrícolas dentro la denominada ‘zona cero’ se han calculado en 35 millones de euros, mientras que en la zona limítrofe alcanza los 10 millones, a lo que hay que sumar los 3 millones por las 200 toneladas de animales muertos, 1,6 millones para las infraestructuras de caminos rurales, 8,5 para las infraestructuras de regadío y 1,9 para saneamiento y depuración. Cerdá apuntó que el Comité de Dirección del Ministerio de Agricultura se reunió ayer a mediodía para adoptar una decisión al respecto, ya que es urgente que las infraestructuras hidráulicas destrozadas se reparen lo antes posible porque están en juego muchos puestos de trabajo de la zona, en línea con lo apuntado por el alcalde de Puerto Lumbreras, Pedro Antonio Sánchez.
El consejero ha invitado a la nueva directora general del Agua a que visite la zona arrasada y que agilice la reconstrucción de las infraestructuras dañadas. Teme la pérdida de puestos de trabajo porque será difícil cumplir con el calendario de plantaciones en la zona, ya que la reparación llevará su tiempo debido a que el terreno sigue anegado en muchas zonas. Sobre la construcción de una presa en la rambla de Nogalte, explica que la propuesta debe hacerla la Confederación.