Castilla-La Mancha tendrá 2.467 hectómetros de agua al año con el Plan del Tajo

Así lo afirmó ayer en el debate del pleno de las Cortes la consejera de Fomento, Marta García de la Calzada, quien destacó el «importante avance» que supone este plan gracias a la labor realizada por el Gobierno de España y del Ejecutivo de María Dolores de Cospedal, que ha conseguido en dos años 4.231 hectómetros cúbicos para la región.

 

63728402--644x427García de la Calzada, ayer, en la tribuna de las Cortes regionales./A.P.HERRERA

El borrador del Plan Hidrológico de la Cuenca del Tajo asegura unos recursos hídricos para Castilla-La Mancha de 2.467,66 hectómetros cúbicos al año —cuando antes eran 2.088—, lo que supone un 18 por ciento más, además de suponer una inversión de 1.100 millones de euros.

Así lo afirmó ayer en el debate del pleno de las Cortes la consejera de Fomento, Marta García de la Calzada, quien destacó el «importante avance» que supone este plan gracias a la labor realizada por el Gobierno de España y del Ejecutivo de María Dolores de Cospedal, que ha conseguido en dos años 4.231 hectómetros cúbicos para la región.

«Esta asignación —manifestó— supone la garantía de abastecimiento de casi la cuarta parte de la población de Castilla-La Mancha que se suministran desde el río Tajo en las provincias de Cuenca, Guadalajara y Toledo integrados en los correspondientes sistemas de abastecimiento». Y para dar prueba del logro que supone el nuevo Plan Hidrológico del Tajo hizo un repasó a los anteriores planes existentes, lo cual le valió para criticar a los gobiernos socialistas por su «incapacidad».

Desde el PSOE, el diputado José Molina creen que este nuevo Plan del Tajo va a convertir al río en un «afluente del Segura» y «Madrid será el desagüe de Toledo y Talavera» porque, a su juicio, supone que «desde la cabecera del río hasta Aranjuez habrá agua limpia, pero desde ahí a Talavera será el agua que tiran de la cisterna en Madrid».

Leer artículo completo en ABC