Castellón no puede reutilizar sus aguas residuales

El término de Castellón no puede utilizar agua depurada para el riego en sus campos ni en sus parques públicos

Lo explica el presidente de la Comunitat de Regants de Castellón, José Pascual, quien señala que esto se debe al alto índice de salinidad del líquido que resulta tras su paso por la depuradora castellonense. En concreto, el agua resultante tiene «seis gramos de sal por litro», lo que es seis veces más de lo que se considera apto para el riego (un gramo por litro).

El motivo de este alto índice de salinidad está en el alcantarillado del Grao, explica Pascual. Con tuberías «de hormigón», este material permite que se filtre a su interior «agua de mar», dado que las conducciones están en contacto con ella, debido a que el nivel freático del mar es muy elevado en la fachada litoral.

Leer artículo completo en el Periódico Mediterráneo