Casi 23 millones de euros en la nueva EDAR de Toledo que dará servicio a una población de 270.000 habitantes

La nueva EDAR de Toledo dará servicio a una población de 270.000 habitantes

 

(lavanguardia) La Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) que la Sociedad Estatal de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente –dependiente del Ministerio– y el Consistorio de Toledo están ejecutando en la capital regional con una inversión superior cercana a los 29 millones de euros, dará servicio a una población de 270.000 habitantes.

Así ha quedado de manifiesto en la visita a estas obras, que se realizan mediante convenio formalizado entre Aguas de la Cuenca del Sur (Acuasur) y el Ayuntamiento de Toledo, que han realizado el responsable de esta empresa, Emilio del Pozo, el alcalde de la ciudad, Emiliano García-Page, y el concejal de Urbanismo, Javier Nicolás, entre otros.

Diseñada para tratar un caudal medio de 36.000 metros cúbicos al día, la instalación cuenta con un tratamiento biológico de tecnología avanzada con eliminación de nutrientes, lo que permite cumplir con la obligación de reducir la contaminación derivada de estos factores, respondiendo así a los objetivos de calidad del río Tajo en zonas sensibles.

El proyecto se completa con la construcción de un colector, que cuenta con una inversión de 9,3 millones de euros, una longitud de 5,7 kilómetros y una capacidad de transporte de 4 metros cúbicos por segundo. Este colector llevará las aguas residuales de la ciudad hasta la nueva EDAR.

RESTOS

Durante la preparación de las obras se han localizado diversos yacimientos, resaltando por su importancia los hallados en la zona denominada Lavaderos II, donde se han localizado estructuras de edificación y necrópolis romanas, restos visigodos y prehistóricos.

Bajo la coordinación de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte y el Consistorio, los restos han sido objeto de trabajos de prospección, excavación manual, catalogación y conservación.

VERTIDO INOCUO

El edil de Urbanismo, Javier Nicolás ha dicho que la puesta en funcionamiento de esta depuradora supondrá el cierre de la de Valdelobos, que tiene carencias de tratamiento de nitrógeno y fósforo, de tal modo que “se va a conseguir que el vertido en el río sea totalmente inocuo”.

Así las cosas, ha explicado que el 21 por ciento de los fondos para financiar esta infraestructura proceden de los Fondos Feder y el nueve por ciento se realiza con pagos del Ayuntamiento sin ningún interés.

En cuanto al 50 por ciento restante Nicolás ha indicado que se financia con un crédito que deberán costear los futuros proyectos de actividad urbanística que el Ayuntamiento vaya aprobando.

NECESIDADES FUTURAS

Por su parte, el alcalde ha destacado que esta nueva infraestructura garantiza las necesidades de saneamiento y depuración de agua de la ciudad en los próximos años y adecúa el tratamiento a las actuales normativas en materia medioambiental.

Según ha informado el Consistorio, Emiliano García-Page ha destacado que esta obra “demuestra que estamos actuando con responsabilidad” porque, sin ella, “todos los demás proyectos de crecimiento de la ciudad serían inviables”. Para el alcalde es una actuación clave “sin la cual no podríamos explicar el futuro desarrollo residencial e industrial de Toledo”.

El alcalde ha expresado su satisfacción por la marcha de estos trabajos, que permiten que la ciudad no se pare “y nos ayuda a prepararnos y mantener las velas en posición para cuando el viento de la recuperación económica empiece a soplar de nuevo; Toledo debe tener sus infraestructuras preparadas para cuando eso pase”, ha declarado.

Esta obra se enmarca en el ámbito del Plan de Ordenación Municipal y de los desarrollos urbanos e industriales acaecidos en la ciudad, lo que ha provocado que las infraestructuras a nivel de saneamiento y depuración de los vertidos estén cerca de llegar a su capacidad máxima de tratamiento.