CANARIAS. El Supremo recalca al Ejecutivo: «El pago del agua es una tasa»

El Tribunal Supremo (TS) ha dado la razón a la Asociación Insular de Empresarios de Hoteles y Apartamentos de Lanzarote (Asolan) en su disputa contra la orden del Gobierno de Canarias que, allá en 2008, fijó las tarifas del agua en la isla. En su resolución, el TS insiste sobre el argumento que ya dio en anteriores fallos: los usuarios del servicio abonan una tasa, no un precio privado o una tarifa.

 

pedro-san-gines--644x362Pedro San Ginés, presidente del Consorcio de Aguas de Lanzarote/ABC.

La sala de lo Contencioso del Alto Tribunal, en una sentencia del 1 de julio a la que ha tenido acceso este diario, rechaza, pues, el recurso de casación que interpusieron el Ejecutivo autonómico y el Consorcio Insular de Aguas de Lanzarote contra la decisión que en octubre de 2010 había adoptado el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC). El TSJC aceptó entonces la reclamación de Asolan contra la orden que el 16 de diciembre de 2008 había promulgado la Consejería de Empleo, Industria y Comercio con respecto a las tarifas del agua. El mandato del Gobierno regional supuso la modificación de la tabla de precios, tal como había solicitado el consorcio, que preside el también presidente del Cabildo, Pedro San Ginés, a instancias de la empresa pública Insular de Aguas de Lanzarote (Inalsa), un mandato que el TSJC anularía. Sin embargo, tanto el Ejecutivo como la agrupación de entidades conejera optaron por recurrir, lo que finalmente solo «servirá» para que las arcas de la comunidad autónoma y de la isla pierdan 3.500 euros cada una, habida cuenta de que el Supremo determina el importe de las costas en 7.000 euros.

Leer más

ABC