Bacterias para tratar aguas residuales y ahorrar energía

Manuel Ramírez y Víctor Marchena, dos emprendedores sevillanos, han creado Star-Bac Technology.

 

Usan una mezcla de bacterias que depositan en las redes de alcantarillado público para descomponer la materia orgánica y reducir drásticamente su fuerza contaminante. La transforman, básicamente, en oxígeno. Han implantado el sistema de forma experimental en varias localidades, aseguran, con un sorprendente éxito.