Articulo Opinión.- “Las tasas de la EDAR”

Opinión.- Las tasas de la EDAR por Manuel Morón Presidente de la APBA (Diario Europa Sur)

 

(EUROPA SUR) Hay metas que son difíciles de perseguir y más difíciles aún de alcanzar pero que no por eso deben dejar de intentarse. Este podría ser el caso de pretender convencer a la opinión pública de que la Autoridad Portuaria (APBA) está obligada, por el momento, a facturar al Ayuntamiento las tasas de la Estación Depuradora (EDAR) de Algeciras.

Los representantes de una institución pública que actúen a sabiendas de que contravienen las leyes incurren en una situación que está tipificada penalmente. La función de la Abogacía del Estado en los órganos de gobierno de las instituciones públicas es precisamente velar para que los acuerdos que se adopten sean conformes a derecho. Por consiguiente, actuar en contra de los dictámenes de la Abogacía del Estado es hacerlo a sabiendas de que se actúa contra el criterio de quien tiene encomendado velar por el cumplimiento de las leyes.

En el caso de las tasas de la EDAR de Algeciras, la Abogacía del Estado ya había manifestado expresamente su opinión fundada contraria a que la Autoridad Portuaria eximiese al Ayuntamiento de su pago. Esta opinión fue ratificada por la propia Abogacía del Estado en el último Consejo de Administración de la APBA, aun después de conocerse la primera sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) -que anuló la primera facturación de la APBA por un defecto de forma- y ha venido a ser refrendada, en todos sus extremos, por una segunda sentencia de dicho Tribunal, que recientemente hemos conocido.

Si la batalla de intentar convencer a la opinión pública de que hay que cobrar un determinado impuesto está perdida de antemano, la de convencerla de que ese cobro significa “un desprecio más hacia la ciudad”, “un castigo a los ciudadanos”, “no hacer nada por la ciudad”, etc. está también fácilmente ganada de antemano. Pero no por eso debe considerarse que aprovechar demagógicamente cualquier circunstancia para confrontar el puerto y la ciudad sea lo que más convenga a los ciudadanos de Algeciras, que lo que reclaman es que las instituciones públicas actuemos unidas y coordinadas para resolverles mejor sus problemas.

Si esto es así ¿por qué en el último pleno del Ayuntamiento de Algeciras, en vez de instar a la APBA a cometer un ilícito penal, dejando de cobrar las tasas de la EDAR, a lo que está obligada por ley, no se acordó instarle a iniciar un proceso revisorio para que fuese el Ministerio de Hacienda quien resolviese esta discrepancia, como pretendía hacerse en el último Consejo de la APBA y a lo que invitaba la propia sentencia del TSJA? O mejor aún, ¿por qué el Pleno del Ayuntamiento no acordó instar al Gobierno de la nación a que modifique la Ley de Puertos, incluyendo las EDAR situadas en terrenos portuarios entre los supuestos exentos del abono de tasas, para que este conflicto quedase resuelto de forma clara y definitiva a favor del Ayuntamiento?

 

¿Quieres recibir esta y mucha más información de forma gratuita directamente en tu correo electrónico? Subscríbete en nuestro boletín digital