Arroyos, fuentes y manantiales en estado agónico en la provincia

El desvío de cursos naturales de agua a la agricultura está acabando con los cursos naturales y con la flora y la fauna

El Grupo Ecologista Mediterráneo se ha dirigido a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio para dar la voz de alarma sobre la agónica situación de las escasas fuentes de agua existentes en la provincia de Almería.

Con el argumento de evitar pérdidas y obtener la mayor eficiencia en el uso de los recursos hídricos, se está procediendo de manera indiscriminada al entubamiento de las acequias, la canalización de recursos o el cubrimiento de balsas sin tener en cuenta el impacto ambiental que esto supone en una provincia tan árida como la de Almería.

El hecho es que estas prácticas están acabando con una buena parte de las fuentes y manantiales y de los arroyos que son el sustento de la vida de flora y fauna en amplias áreas de la provincia.

Avance del desierto Desde el GEM advierten que el futuro puede estar comprometido “porque la desertización no es sólo la arena, el avance de la erosión, sino la muerte de la vegetación y la desaparición de especies de nuestra flora y fauna por la ausencia de agua, esencial para la vida”.

El presidente del grupo, Pepe Rivera, afirma que la provincia de Almería puede estar comprometiendo su futuro con este tipo de actuaciones porque, a la vuelta de unos cuantos años “podemos encontrarnos con que las zonas de cultivo se conviertan en auténticas islas en medio de un enorme desierto”.

Por ello han pedido a la Junta que controle los entubamientos de acequias y otros cauces, que en cualquier proyecto se estudie el impacto sobre el medio natural y humano y que se compruebe de forma exhaustiva la legalidad de esas actuaciones y se tomen las medidas necesarias para evitar impactos negativos sobre el medio ambiente y sobre el patrimonio hidráulico de cientos de pueblos y los miles y miles de personas que han convivido con el agua desde tiempos remotos.

Leer artículo completo en La Voz de Amería