Alicante insiste en cambiar el trasvase del Júcar-Vinalopó

Alicante insiste en agitar la polémica del trasvase Júcar-Vinalopó y mantiene su exigencia de una segunda toma de agua de “calidad” en Cortes de Pallás, donde la descartó el anterior Gobierno socialista. No obstante, la presidenta de la Diputación, Luisa Pastor, también aceptó este jueves, por primera vez en público, el agua que llegue desde el azud de la Marquesa, casi en la desembocadura del río y ubicación de la única toma existente. “Se pueden compatibilizar las dos tomas”, sostuvo Pastor.

 

080513-Mesa-del-agua-800x450Mesa del agua

 

En las alegaciones que aprobó la Mesa Provincial del Agua al borrador del plan hidrológico del Júcar se insiste en construir la toma de Cortes de Pallás que defienden los regantes de Alicante y rechazan los del Júcar. También se insta a solucionar “con urgencia” el problema de la sobreexplotación de los acuíferos del Vinalopó y de L’Alacantí y se plantea la incorporación de masas de aguas subterráneas compartidas. El alcalde de Villena, Francisco Javier Esquembre, de Los Verdes, se abstuvo en la aprobación de estas alegaciones, y el diputado socialista, David Cerdán, criticó la “ausencia de representantes ecologistas en la Mesa del Agua”.

El secretario provincial del PSPV entiende que se debería aprovechar la toma del azud de la Marquesa para “empezar a regar, ya que las conducciones están prácticamente listas, y dejar de pagar el agua a precio de oro, y en un futuro usar la otra toma de Cortes de Pallás”.

El director general del Agua de la Generalitat, José Alberto Comes, apeló “al consenso y diálogo” entre los regantes de Valencia y Alicante para alcanzar un “pacto similar al del Tajo, en el que todos ganen y nadie pierda”. Pastor consideró que el trasvase es un tema que requiere “una voz única, clara y fuerte”.

Leer artículo en diario EL PAIS