Aguas de Valencia participa en proyecto para mejorar la gestión de catástrofes

El Grupo Aguas de Valencia participa en un proyecto europeo para la mejora de la gestión de las catástrofes naturales que consiste en la aplicación de diferentes metodologías de gestión de riesgo, resiliencia y colaboración de los actores sociales. El proyecto, denominado “Enhance”, se desarrollará durante los próximos doce meses y el escenario con el que se trabajará es una catástrofe natural como una sequía, ha informado la compañía valenciana en un comunicado.

 

Alemania_t670x470Inundación centro de Passau, sur de Alemania, (3/07/2010) / LAVOZTX

 

Aguas de Valencia, que participa en el proyecto junto a otros 22 socios de distintas regiones europeas, tiene la I+D+i entre sus estrategias de crecimiento y en los últimos años ha desarrollado en esta línea proyectos pioneros en su sector.

“Enhance” está integrado en el Séptimo Programa Marco de Ayudas Europeas a la Investigación y recientemente se ha celebrado en Lisboa la reunión anual del proyecto, a la que asistió Aguas de Valencia, junto con miembros del Instituto de Ingeniería del Agua y Medio Ambiente de la Universidad Politécnica de Valenciana, socios también del proyecto.

El objeto de esta reunión anual era concretar las tareas necesarias en el caso de estudio sobre gestión de sequías en la Cuenca del Júcar y su influencia en la gestión de instalaciones productoras de agua potable.

La compañía valenciana ha destacado que la iniciativa europea es “de especial relevancia teniendo en cuenta la repercusión económica, social y ambiental de las catástrofes naturales”.

Según la Agencia Europea de Medio Ambiente, los desastres naturales en Europa y su impacto ha aumentado en los últimos años. Entre 1998 y 2009, causaron 100.000 muertes, afectaron a más de once millones de personas y supusieron unas pérdidas económicas de unos 150.000 millones de euros”.

España es uno de los principales países dañados, con más de 15.000 fallecidos y algunos de los peores desastres ecológicos de Europa.

Leer artículo completo en diario LA VANGUARDIA