Agua del Metro para rellenar el lago de la Casa de Campo

Hasta ahora el agua de lago de la Casa de Campo -casi- se podía beber. Pero la pureza del líquido potable con el que se rellenaba este hueco de 80.000 metros cuadrados de superficie suponía un buen pico al bolsillo del contribuyente. Por eso el Ayuntamiento de Madrid ha decidido mejorar la eficiencia del suministro del estanque mediante la «captación» de los fluidos «que salen de las grandes obras del Metro».

 

lagoLago de la Casa de Campo, que dejará de rellenarse con agua potable. / E. M.

 

Para empezar, se van a invertir 70.000 euros en la instalación de una motobomba en Príncipe Pío, que permitirá desplazar las aguas freáticas que se acumulan en el subsuelo de la estación hasta el gran pulmón verde de la capital, a unos 630 metros de distancia. Así, se ahorrarán cinco millones de litros al año aptos para el consumo humano y «tremendamente necesarios» para la ciudad, según señala el subdirector de Parques y Viveros, Santiago Soria.

El dinero para esta obra sale del remanente de tesorería que ha acumulado el Ayuntamiento de Madrid mediante la dieta presupuestaria que se sigue en el Palacio de Cibeles desde 2012. En total, se destinarán 48,5 millones de euros a inversiones de este tenor, lejos de la envergadura de las infraestructuras de la era pre-crisis.

«Las actuaciones previstas no son macroproyectos, pero son muy necesarias y concretas, ya que responden a las demandas de los vecinos», explicó este miércoles el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Diego Sanjuanbenito, en una visita a la Casa de Campo. Su departamento invertirá allí casi cinco millones de euros en seis proyectos que se ejecutarán antes de final de año.

Leer artículo completo en diario EL MUNDO