Agbar se impone en la oferta técnica y Acciona en la oferta económica en la puja por ATLL

El consorcio liderado por Aguas de Barcelona (Agbar) se ha impuesto a la oferta de Acciona desde un punto de vista técnico en el concurso de privatización de la gestión de la empresa pública Aigües Ter Llobregat (ATLL). Acciona, sin embargo, confía en ganar el contrato al haber formulado una mejor oferta económica.

 

(expansión) La mesa de contratación del mayor proceso de privatización impulsado hasta ahora por la Generalitat ha otorgado 20 puntos al consorcio de Agbar y 13 al de Acciona tras examinar la documentación del denominado sobre 2, que incluye los informes técnicos de la oferta.

El órgano de contratación tomó esta decisión el pasado viernes, día 19 de octubre, y hoy ha procedido a abrir el sobre 3, que contiene la oferta económica. Se prevé que este miércoles, día 24, la mesa formule ya una propuesta de resolución según los resultados de la oferta económica, que se valora mediante fórmulas matemáticas. A partir de entonces, el Departament de Territori i Sostenibilitat dispondrá de un plazo de quince días para adjudicar el contrato, por lo que el nombre del consorcio ganador se conocerá antes de las elecciones autonómicas.

Tarifa
El consorcio de Acciona es el que ha ofertado cobrar una tarifa más reducida por el agua potable que produce ATLL en sus plantas potabilizadoras y desaladoras. Concretamente, Acciona propone cobrar 0,7088 euros por metro cúbico de agua, sin contar el IVA. Por su parte, Agbar establece cobrar una tarifa superior, de 0,79 euros. Fuentes próximas a Acciona aseguran que esta diferencia de 0,08 euros supone un ahorro anual de 17,1 millones de euros, lo que se traduce en 855 millones si se estima el ahorro a lo largo de los 50 años de concesión.

Por otro lado, Acciona establece en su oferta una retribución sobre los fondos propios del 9,33%, frente al 10,5% exigido por Agbar. Además, Acciona propone no aplicar completamente la tarifa hasta dentro de dos años, mientras que Agbar la aplicaría desde el primer ejercicio.

Agbar establece efectuar las inversiones exigidas en la red de ATLL con un descuento sobre el presupuesto de las obras del 13%. Por su parte, la baja propuesta por Acciona para efectuar las obras es del 12,30%.

Finalmente, Acciona se compromete a mantener toda la plantilla de ATLL durante 580 meses, es decir, durante todo el periodo de concesión. Por su parte, Agbar se compromete a mantener los puestos de trabajo durante un periodo adicional de 40 meses, sobre los 20 meses ya garantizados por el pliego de condiciones del contrato.

La oferta económica tiene mucho más peso (75 puntos sobre 100) sobre la técnica en esta adjudicación, por lo que, en principio, el consorcio de Acciona (87 sobre 100) ha logrado muchos más puntos que el de Agbar (51 sobre 100), por lo que podría considerarse ganador. Sin embargo, fuentes conocedoras del proceso aseguran que el número de puntos no es el único factor que tendrá en cuenta la mesa de contratación al efectuar su propuesta de adjudicación.Estas fuentes explican que la Generalitat deberá tener en cuenta si con la tarifa propuesta por Acciona salen las cuentas y si se garantiza la viabilidad económica de la hasta ahora empresa pública.

Al acto de apertura de plicas han asistido medio centenar de personas, entre representantes de los dos consorcios empresariales, trabajadores de Aigües Ter Llobregat (ATLL) y técnicos de la Generalitat. A las puertas de la Conselleria el sindicato CGT ha organizado una pequeña manifestación, con una docena de participantes con pancartas que lucían el lema “Queremos el agua clara; no a la privatización”.

Agbar muestra tranquilidad Los representantes de Acciona presentes en el acto han reconocido que Agbar les “ha sacado unos puntos” en la oferta técnica pero se mostraron confiados en recuperar terreno con la oferta económica, que consideran mejor. Por su parte, fuentes de Agbar se muestran “tranquilas” ante la oferta de su rival, por considerar que su propuesta es más “equilibrada y adecuada” a las bases del concurso.”Nuestra oferta es consistente y financiable; creemos que la de Acciona no lo es”, destacan.

En el concurso por la privatización de ATLL, Acciona se ha aliado al banco brasileño BTG Pactual y a las familias catalanas Rodés y Godia-Torreblanca. Por su parte, Agbar va de la mano de los fondos de inversión internacionales First State y Caisse de Dépôt, aunque en el consorcio también participan las empresas catalanas Copisa, Acsa, Constructora de Calaf, Aigües de Sabadell y Aigües de Terrassa.

Para la Generalitat se trata de un concurso clave, ya que le permitirá reducir en mil millones de euros su deuda este mismo año si el contrato se firma antes de que finalice el mes de diciembre. Además, la privatización supone una entrada de liquidez de 300 millones para las arcas de la Generalitat. Éste es el canon inicial que deberá pagar el consorcio ganador. A esta cifra habrá que añadir 700 millones de euros más a lo largo de los 50 años de concesión.

 

¿Quieres recibir esta y mucha más información de forma gratuita directamente en tu correo electrónico? Subscríbete en nuestro boletín digital