Agbar lleva al juzgado el ‘contrato del siglo’ en favor de Aguas de Valencia

La firma valenciana logró renovar la gestión del suministro de agua de Valencia y área metropolitana por 50 años

 

(elpais) Aguas de Barcelona (Agbar) ha recurrido ante el juzgado  número 6 de lo Contencioso-administrativo de Valencia el acuerdo de la mesa de contratación de la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos (Emshi), del pasado 19 de octubre, en el que proponía a Aguas de Valencia para que siga gestionando la gestión del servicio de suministro de agua en alta de Valencia y su área metropolitana. Esta adjudicación, considerada por su monto el “contrato del siglo”, se concede por un periodo de 50 años y por un montante económico de 2.500 millones de euros.

Aguas de Barcelona, cuya oferta en UTE con Rover Alcisa fue rechazada, recuerda que planteó ante ese juzgado un incidente de ejecución de sentencia en el que reclamaba la disolución de la sociedad mixta Emimet (creada en 2008 entre Aguas de Valencia y la Emshi) por un acuerdo de la dirección de esta última, que fue anulado por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJ) el pasado 2 de mayo. El TSJ  falló  contra aquella adjudicación al considerar que la empresa externa que valoró las ofertas presentadas no estaba habilitada profesionalmente para ello. “El incidente de ejecución de sentencia está aún pendiente de que el juzgado de lo Contencioso-administrativo número 6 de Valencia dicte el correspondiente auto”, agrega Agbar en un comunicado.

Agbar también destaca que no ha recibido todavía copia del acta de la reunión de la mesa de contratación en la que se acordó que Aguas de Valenciana mantuviera el suculento contrato, a pesar de que de ella “se han hecho eco numerosos medios de comunicación”. La compañía hídrica catalana también recuerda que previamente a la reunión presentó un informe jurídico que establece que la oferta de AVSA “está incursa en causa de exclusión, ya que no cumple con la cifra mínima de inversiones de choque prevista en el pliego (70 millones de euros en cuatro años) porque ofrece una cantidad inferior, 63 millones”.

El comunicado, finalmente, también recuerda que la Emshi tampoco ha atendido la solicitud de pedir informes externos para evaluar la parte económica de las ofertas presentadas y que celebró la msa de contratación a pesar de que uno de sus miembros solicitó su aplazamiento por no poder asistir. “A ello se une la circunstancia al menos irregular de que el interventor, autor de uno de los informes presentados, votase su propio informe como miembro de la mesa”, termina Agbar.

 

¿Quieres recibir esta y mucha más información de forma gratuita directamente en tu correo electrónico? Subscríbete en nuestro boletín digital