Acuerdan elevar a 400 hm3 la reserva de agua del Tajo para empezar a trasvasar

El Gobierno y las cinco Comunidades autónomas dependientes del Tajo han alcanzado un acuerdo para garantizar las necesidades de las cuencas y que impedirá el trasvase de agua si la reserva es menor a los 400 hm3, en vez de los 240 actuales, un pacto con el que pretenden poner fin a las históricas disputas en torno al trasvase y que se lleva meses negociando.

 

 

trasvase--644x362El trasvase Tajo-Segura, motivo de polémica durante años./ABC

 

En rueda de prensa, el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha afirmado que este consenso pone fin a las disputas políticas en torno al agua, asegurará la sostenibilidad del sistema y, además, tendrá rango de ley. En definitiva, ha dicho, “se coloca blanco sobre negro para que sea desde el criterio técnico, científico y riguroso como se hagan las cosas, con absoluta transparencia y evitar decisiones cuando llegan elecciones, favoreciendo a un gobernante de un territorio” sobre otro.

El ministro ha hecho este anuncio junto al vicepresidente del Gobierno valenciano, José Ciscar; la consejera de Fomento y Medio Ambiente de Castilla-La Mancha, Marta García de la Calzada; el consejero de Agua de Murcia, Antonio Cerdá; el de Agricultura y Medio Ambiente de Extremadura, José Antonio Echavárri, y el de Presidencia de la Comunidad de Madrid, Salvador Victoria, todos ellos del PP.

El acuerdo está recogido en ocho enmiendas a la Ley de Evaluación Ambiental, que el grupo popular registró anoche en la Cámara baja. Así, la reserva mínima de 400 hectómetros en la cabecera del Tajo para empezar a trasvasar se alcanzará de forma escalonada en los próximos cinco años, a razón de 32 hectómetros anuales.

Hasta la fecha, la media a trasvasar era de 350 hectómetros cúbicos, pero con este pacto y en función de las circunstancias (lluvias), la cantidad oscilará entre 350 y 600 hectómetros cúbicos.

Leer artículo completo en ABC