Acuanorte programa para 2013 el inicio de las obras del nuevo abastecimiento en toda la ría

Con una reserva el próximo año de 13,7 millones, la empresa pública mantiene el reto de concluir el proyecto en dos años – Beneficia a Pontevedra, Sanxenxo, Marín, Poio y Vilaboa

 

 

(farodevigo) Acuanorte, la empresa pública que gestiona el patrimonio hidrográfico, apura estos días la redacción de los proyectos para renovar el abastecimiento de agua a Pontevedra y los demás municipios de la ría con el objetivo, aparentemente firme, de comenzar las expropiaciones y primeras obras en cuestión de meses. De hecho, el borrador de Presupuestos del Estado detalla una amplia partida de 13.675.000 euros para el año 2013 y otros 26,8 millones en el bienio 2014-2015 para ejecutar y completar una actuación que acumula años de estudios y tramitaciones y que, después de intensas negociaciones, beneficiará a los municipios de Pontevedra, Poio, Sanxenxo, Marín y Vilaboa, estos dos últimos incorporados con posterioridad.

En una reciente respuesta del Gobierno en el Congreso de los Diputados se afirmaba que el objetivo era comenzar este mismo año las primeras expropiaciones, con el fin de agilizar las obras, que deben estar finalizadas en un máximo de dos años. Sin embargo, una programación de obras y ejecuciones elaborada por Acuanorte aplaza el final de los trabajos hasta marzo de 2015, aproximadamente, ya que se estima que la ejecución no estará adjudicada hasta principios del próximo año y el plazo estimado total de ejecución y pruebas es de 22 meses. Con posterioridad se establece un periodo de garantía de un año.

Los trámites administrativos en marcha dificultan ese objetivo de afrontar las expropiaciones en 2012, toda vez que aún está en licitación la adjudicación, por 1,5 millones de euros, la dirección facultativa de los trabajos, un proceso que no estará adjudicado hasta diciembre o enero próximos.

El plan de abastecimiento de la ría de Pontevedra cumple ya cuatro años de trámites desde que en junio de 2008 Acuanorte y el Concello de Pontevedra firmaron un primer protocolo de colaboración, que se plasmó en un convenio específico en diciembre de 2010, al que se sumaron Sanxenxo y Poio. En abril y septiembre de 2011 los concellos de Vilaboa y Marín mostraron, respectivamente, su intención de incorporarse al programa, entradas que se concretaron a principios de este año.

La dirección facultativa incluirá la revisión de los proyectos, y la supervisión de las obras en los cinco municipios, donde se programan actuaciones en la red de alta, es decir, la que suministra agua a las redes generales de cada concello. Así, está previsto ampliar la planta potabilizadora de Lérez para duplicar su capacidad y sustituir por completo la vieja tubería de Poio, que discurre bajo la PO-308 y registra roturas constantes. También se crearán nuevos depósitos de almacenaje que servirán en algunos casos para abastecer a zonas que ahora carecen de agua de la traída.

Después de figurar en varios presupuestos sin resultado alguno, finalmente desapareció de este documento la construcción de un nuevo Archivo Histórico. Lo mismo acaba de ocurrir con la rehabilitación de la delegación de Hacienda en la plaza de A Ferrería, que ya no cuenta con partida alguna en las previsiones de 2013.

Este histórico inmueble permanece en la actualidad infrautilizado, desde que buena parte de sus servicios se trasladaron a la nueva sede de la Agencia Tributaria en Campolongo. Se da la circunstancia de que el borrador presupuestaria incluye un análisis del funcionamiento de este tipo de servicios tanto estatales como autonómicos, centralizados ambos en Campolongo, y se detalla que “los locales de Pontevedra son adecuados para la gestión” hasta el punto de que “existen holgadas posibilidades de futuras incorporaciones de nuevo personal”. En cambio, se apunta la necesidad de “adscribir más espacio y más sillas en la zona de atención al público”, donde también se echa en falta un “gestor automatizado de colas” que obliga a los usuarios a realizar “colas físicas”.