Acuanorte, alcaldes y regantes logran un acuerdo para licitar la obra del Canal Bajo

Espinosa remarca que la ejecución que supere el 2015 deberá ser abonada al 100% por las partes.

 

La directora general de Acuanorte, Isabel Pérez Espinosa, presidió la reunión con los regantes y los alcaldes.

(eldiariodeleon) Después de seis años de negociaciones, los alcaldes y los regantes del Canal Bajo del Bierzo llegaron ayer por fin a un acuerdo que permitirá licitar las obras para modernizar los regadíos —e integrar la infraestructura a su paso por los núcleos urbanos— antes de que acabe este año, lo que permitirá acceder a una subvención europea para sufragar el 80% del importe total de la obra, que asciende a 27 millones de euros.

La directora general de Acuanorte, Isabel Pérez Espinosa, sentó ayer a los regantes, con su presidente, Lorenzo García a la cabeza, y a los alcaldes de los municipios de Ponferrada, Carracedelo y Camponaraya, por los que cruza el canal. La reunión fue tensa y se alargó durante más de dos horas. «Hay un principio de acuerdo con un texto consensuado», destacó Pérez Espinosa, tras remarcar que las posturas enfrentadas eran «más fuegos de artificio que otra cosa».

El acuerdo deberá formalizarse «en las próximas semanas» y los ayuntamientos deberán someterlo a sus respectivos plenos y los regantes a su junta de gobierno. Pérez Espinosa matizó que el borrador se enviará a todas las partes lo antes posible y que previsiblemente puedan tenerlo en sus manos el jueves, cuando los regantes se reúnen en primera instancia. «Estamos en el día sin retorno y todos han actuado con responsabilidad», recordó la directora general de Acuanorte tras la reunión. La Junta de Castilla y León también deberá analizar este borrador, ya que participa en la modernización aportando el 20% de la obra a ejecutar.

Las «correcciones» recogidas en este nuevo borrador están, según concretó Pérez Espinosa, que los ayuntamientos son conscientes de que parte de la financiación irá a la modernización de los regadíos, además «de las cuatro cláusulas» que han exigido los regantes.

La partida, para otra obra

Entre los argumentos presentados por la directora del organismo de aguas a los alcaldes y los regantes para urgir un acuerdo estaba que la partida, «no se va a perder y si no se aprovechaba para la modernización del Canal Bajo se destinará a otra obra para Castilla y León». A mayores, recordó a ambas partes que la obra tiene un plazo de ejecución de 24 meses y que todas las actuaciones que se realicen más allá de diciembre del 2015, cuando finaliza el plazo marcado para la subvención europea, «deberá ser abonado al 100% por los usuarios». Además de los posibles imprevistos, Pérez Espinosa recordó que las obras deberán adaptarse a las campañas de riego, además de todos los trámites burocráticos necesarios para iniciar el proyecto. «Es fundamental recuperar el tiempo», precisó la directora general de Acuanorte tras recordar que la obra está en el anteproyecto.

Las obras para modernizar el Canal Bajo del Bierzo tienen un periodo de ejecución de 24 meses y el proyecto comenzó a fraguarse en el 2006. La ejecución afecta a 400 kilómetros de ramificaciones de acequias repartidas entre los tres municipios, que deberán aportar cada 2,2 millones de euros, ya que recuperarán suelo público. Los 6.600 regantes mancomunados deberán abonar, por su parte, aportar una cantidad similar y la mejora afectará a cuatro mil hectáreas de regadío.

Segundo preacuerdo

A principios de este año se llegó a un primer preacuerdo entre todas las partes, pero los roces con Ponferrada lo hicieron fracasar, con lo que el proceso se paralizó en febrero después de que el alcalde Carlos López Riesco reclamara una cláusula que indicara que el dinero que se ahorrase de la adjudicación de la obra se destinara a la urbanización de la avenida.