Acuamed reiniciará la obra de desaladora del Campo de Dalías en un mes

El director general de la sociedad estatal Aguas de la Cuenca Mediterránea (Acuamed), Arcadio Mateo, ha indicado que las obras de construcción de la desaladora del Campo de Dalías, en Almería, se reanudarán “entre noviembre y diciembre”, y ha avanzado que las previsiones apuntan a que la planta estará ejecutada “en un 70 por ciento” a finales de 2013.

 

(ideal) En rueda de prensa, Mateo ha admitido que los plazos de ejecución de las desaladoras sobre los que tiene la encomienda Acuamed “se han dilatado mucho en el tiempo” aunque ha achacado el retraso en este caso a “problemas con los contratos con las adjudicatarias”. Cabe recordar que la actuación corre a cargo de la UTE ‘Campo de Dalías’, a la que se le asignó en 2008 con un plazo de 24 meses.

El pasado mes de agosto, según publicó el BOE, la sociedad adjudicó por importe de 8,8 millones de euros a la UTE formada por las empresas ‘Construcciones Tejera’ y ‘Sociedad General de Obras,S.A.’ las obras complementarias de la planta desaladora del Campo de Dalías. Balsas de El Cañuelo y La Redonda en los términos municipales de El Ejido y Vícar (Almería).

Mateo, quien ha mantenido una reunión con el presidente de la Diputación Provincial, Gabriel Amat y los alcaldes de El Ejido, Cuevas del Almanzora y Níjar, así como con el diputado nacional Rafael Hernando, ha señalado que el periodo de consulta pública de esta actuación ha concluido y que se están estudiando las alegaciones presentadas, por lo que “reiniciar” la actuación es el paso siguiente.

En el capítulo de las desaladoras, a preguntas de los periodistas, ha aludido al proceso de negociación entre Acuamed y los comuneros de ‘Rambla Morales’ para la adquisición de la planta de titularidad privada construida en la Comarca de Níjar. Sin “descartar” la compra, ha subrayado que se trata de una “negociación bastante complicada” al estar implicada la entidad financiera ‘La Caixa’, con la que la comunidad de regantes mantiene una deuda de alrededor de 100 millones de euros.

Al hilo de esto, ha trasladado que de la reunión, que ha supuesto “abrir línea de trabajo para afrontar las muchas necesidades y proyectos fallidos” de Almería en materia hídrica, se han extraído “las prioridades” para, con posterioridad, asignar “fechas concretas y partidas presupuestarias” a estas actuaciones “desde un enfoque realista y no demagógico”.

“La institución busca el beneficio de los ciudadanos al margen del color político sin olvidar las restricciones presupuestarias”, ha asegurado Mateo, quien ha trasladado que espera que la Junta de Andalucía “se comprometa ya que las comunidades autónomas no tienen mucha más restricción que el Gobierno central”. Ha remarcado que el 27 por ciento de la partida en las cuentas públicas para 2013 de Acuamedse van a ejecutar en Almería.

Balsa del sapo

Entre las prioridades , ha considerado un “problema muy significativo” el desbordamiento de la conocida como ‘Balsa del Sapo’. En este punto, y después de que Amat trasladase que “todos los trámites” al respecto realizados por la Junta andaluza “han sido parches que no han valido para nada” y abogase “por un proyecto coherente”, Mateo ha señalado el objetivo “terminar de definirlo y ejecutarlo” ya que “el riesgo para las personas merece que sea acelerado”.

Cabe recordar que Acuamed presentó el pasado mes de abril el ‘Estudio previo de análisis de alternativas de la Balsa del Sapo’ en el que se plasman las tres soluciones planteadas por el organismo para gestionar los caudales de avenidas procedentes de la Sierra de Gádor, que vierten al Campo de Dalías y, en concreto, a la zona endorreica de la Balsa del Sapo, lo que provoca inundaciones en viviendas y fincas agrícolas de la barriada ejidense de Las Norias. “No se si partimos de cero o en negativo pero queremos encontrar una solución”, ha apuntillado.

Por último, Mateo ha incidido en que la elaboración de un Plan Hidrológico Nacional (PHN) “está en fase de estudio”. “El Gobierno está ultimando los planes de cuenca y después su intención es elaborar el PHN”, ha ahondado Hernando.

Acuerdo con regantes del Almanzora

Por otro lado, el presidente de la Diputación Provincial ha avanzado que la institución, con el visto bueno de Acuamed, va a abordar junto a la Junta Central de Usuarios del Valle del Almanzora un fórmula que permita destinar el agua asignada a esta entidad procedente del trasvase del Negratín a Galasa para, de esta forma, abastecer a la treintena de municipios de la provincia que sufren problemas de acceso a agua potable y tienen que recurrir al suministro mediante “cubas”.

Según ha explicado Amat, para regadío, la Junta Central de Usuarios del Valle del Almanzora contaría con agua procedente de la desaladora de Caboneras. El metro cúbico lo pagarían, sin embargo, “a precio de agua de trasvase” mientras que en el caso de los municipios se abonaría “como agua desalada”, según ha añadido.

Acuamed va a invertir en total 87,4 millones de euros en Almería de los que 51,4 corresponden a la Desaladora del Campo de Dalías. Acuamed en Almería también tiene previsto destinar 13,6 millones de euros para las balsas de ‘La Redonda’ y ‘El Cañuelo’, y algo más de 8,9 millones de euros en la mejora de infraestructuras de regadíos de la Junta Central de Usuarios del Poniente almeriense.