A Coruña.- La Xunta desbloquea la depuradora de Malpica, pendiente desde 2007

La nueva infraestructura se ubicará en la zona sur del puerto y habrá que derribar 13 casetas de los pescadores . El presupuesto asciende a 4,5 millones, casi el triple que el proyecto anterior

 

(laopinioncoruna) La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas ha desbloqueado el proyecto para la construcción de la depuradora de aguas residuales (EDAR) en Malpica, pendiente desde hace cinco años por falta de terrenos donde ubicarla. El conselleiro Agustín Hernández confirmó ayer en la localidad que la nueva infraestructura se construirá en el extremo sur del puerto y ocupará 650 metros cuadrados en superficie, la mitad que lo previsto en el anterior proyecto. Unos 330 metros irán enterrados para provocar el menor impacto visual posible.

Para la construcción de la EDAR será necesario derribar trece casetas de pescadores que se encuentran en ese lugar, que serán reubicadas en la zona norte del puerto, según aclaró el conselleiro. Debido a los cambios realizados en el proyecto, la nueva infraestructura costará casi el triple más del previsto en el anterior, con un presupuesto de 4,5 millones de euros. Agustín Hernández destacó que su Consellería asumirá el sobrecoste que implica esta obra, ya que insistió en que se priorizan este tipo de proyectos para resolver los problemas de saneamiento en las rías.

El titular de Medio Ambiente anunció que hasta finales de año se prevé terminar con los trámites administrativos para poder licitar la obra y adjudicarla en el primer semestre del próximo año. También matizó que existe “acuerdo” con Portos para ubicar la planta en el espacio portuario y recordó las discrepancias que hubo anteriormente entre las distintas administraciones cuando “una Consellería adjudicó la obra y la otra dijo que no era el espacio adecuado”.

Las obras de la depuradora ya fueron adjudicadas hace cuatro años a una empresa por más de 1,6 millones de euros, pero finalmente hubo que rescindir el contrato porque no había terrenos disponibles para su ubicación. En los últimos años se barajaron diferentes espacios y opciones para su emplazamiento, incluida la zona donde se construirá finalmente, que después fue descartada porque había que derribar cerca de treinta casetas de pescadores. Ahora al ir una parte enterrada se reduce a trece el número de departamentos afectados, que ocupan 360 metros cuadrados.

Para conseguir el mayor espacio posible en esa zona, se mantendrá solo uno de los viales de los dos que existen en estos momentos. El vial interior quedará destinado a zona de parada y estacionamiento.

La estación depuradora estará preparada para dar cobertura a una población de más de 7.000 habitantes. Además, constará de una línea de tratamiento que a su vez dispone de una línea de agua en la que se realizan labores de desinfección, y una línea de lodos donde se efectúan los procesos de deshidratación y estabilización.

El conselleiro de Medio Ambiente destacó las mejoras que se han conseguido en el nuevo proyecto, que redundarán en el beneficio de los vecinos, de ahí que se haya incrementando tanto el presupuesto previsto anteriormente. También se construirá un colector paralelo en la zona de O Caldeirón, donde los vertidos van a parar directamente a la playa, para su recogida hasta la zona del puerto donde se ubicará la estación depuradora.

El alcalde de Malpica, el popular Eduardo Parga, destacó la importancia de esta infraestructura para la localidad y recordó que es fundamental terminar con los vertidos al mar, sobre todo en un pueblo que “vive del turismo” como ocurre en este caso. El regidor aseguró que desde que accedió al poder hace un año se realizaron diversas gestiones ante la Administración autonómica para que su emplazamiento provocase el menor impacto posible y perjudicase al menor número de personas. También reconoció que con esta ubicación se permite que algún día pueda llevarse a cabo una salida del pueblo por la zona sur, tal como se reivindicó en diversas ocasiones, a pesar de que se trata de un proyecto muy costoso