El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente acometerá obras de modernización de regadíos en Madrid por valor de 200.000 euros

  • La actuación prevista se llevará a cabo en la localidad de Chinchón

  • La obra completará una actuación ya finalizada sobre 1.440 hectáreas que beneficia a 1.770 regantes

  • El Ministerio apuesta por la modernización de los regadíos, conforme a los criterios de sostenibilidad que sustentan las actuaciones del sector público

 

Regadío 1_tcm7-218401El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, destinará  200.000 euros para ejecutar la segunda fase de las actuaciones de modernización y consolidación de regadíos de la Comunidad de Regantes de Chinchón, a partir de 2013. Esta actuación es fruto del Convenio de Colaboración suscrito entre el Ministerio y la Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias, SEIASA, tras su autorización en Consejo de Ministros el pasado 30 de noviembre.

En el Convenio se establecen los criterios generales de actuación de la Sociedad, en relación con la promoción, contratación y explotación de estas obras, declaradas de interés general y cuya ejecución es encargada por el MAGRAMA a la Sociedad Estatal, en concurrencia con las Comunidades de Regantes y con las Comunidades Autónomas correspondientes.

Con la ejecución de esta fase, se completa la modernización de la Comunidad de Regantes de Chinchón, que afectó a 1.700 regantes y a una superficie de 1.440 ha.

El uso eficiente y racional del agua y la implantación de nuevas tecnologías en el regadío, es el motor de la política del Gobierno para la modernización de los sistemas de riego en España. El impulso de la mejora de los recursos hídricos, unido a la optimización  de le eficiencia energética, lleva aparejado el aumento de la competitividad de las explotaciones agrarias, gracias a una mayor productividad y a un menor coste de producción.

El Gobierno de España, a través del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, sigue apostando por la modernización de los regadíos conforme a los criterios de racionalidad y sostenibilidad que deben sustentar las actuaciones del sector público.

Fuente: MAGRAMA