3 proyectos que extraen agua del aire

La absorción del agua atmosférica para su transformación en agua potable o en agua de riego, entre otros posibles usos, es factible gracias a su condensación, tras capturarla a través de distintos ingenios

Tres interesantes proyectos de éxito, que consiguen extraer agua de la nada:

El proyecto del MIT en Chile

Una iniciativa de investigadores de la Facultad de Ingeniería del MIT, en colaboración con la Universidad Pontificia de Chile en Santiago, ha conseguido que un sistema basado en mallas suspendidas ubicadas en las colinas donde existe la suficiente niebla para abastecer a comunidades locales de agua para el riego y usos domésticos.

Su propuesta logra una productividad mayor que iniciativas anteriores, llegando a quintuplicarla, afirman sus creadores. Ello es posible gracias a cambios realizados en el espaciado de la malla, en su tamaño y tipo de fibra empleada

Proyecto local de Marruecos

Este proyecto, implementado en Marruecos, utiliza redes para capturar la humedad ambiental. Aprovechando la densa niebla que llega empujada por los vientos costeros, se consigue agua suficiente para abastecer a varios pueblos.

Se ubica en el desierto del Sahara, y se compone de grandes redes que captan las gotas de agua que hay suspendidas en el aire para aliviar la sequía que padece la zona, conocida como Aït Baâmrane.

Los ‘gemelos’ del desierto

El tercero de los proyectos es obra del creativo Ap Verheggen y su equipo, quienes tras años de estudio finalmente se lanzaron a probar de forma práctica su idea. Lo hicieron en el desierto de Sahara, uno de los lugares más secos del planeta.

El resultado de sus experimentos fueron positivos. Por un lado, contaban con un gran aliado que no falta en estos lares, como es la fuerza del sol, y por otro unos dispositivos (los “gemelos”) construidos para extraer agua mediante la condensación.

Leer artículo completo en Ecología Verde